KINESIOLOGAS AREQUIPA

Las frías noches arequipeñas suelen ser mágicas. Cuando estas rodeados de amigos puedes recurrir al calor de una buena parrilla y darle solución a ese gélido problema. Pero cuando estas solo pues te queda una sola opción: tomar una botella del mejor anís del planeta e ir en busca de la compañía sexual de las kinesiólogas Arequipa, aquellas chicas de 18 y 19 años que calentaran tus noches y te darán un trato de pareja si lo necesitas.

¿Realmente las kinesiólogas Arequipa cumplen todas tus fantasías?

Desde que salí del colegio me volví un adicto a las chicas que ofrecen cumplir todas tus fantasías sexuales. Están dispuestas además a brindarte sus caricias y un trato de amante a cambio de tu apoyo económico. Desde muy pequeño he sido muy loco con las del sexo opuesto: soy de morder, palmotear, pellizcar, hacer piruetas, poses, disfrazar a mi puta si es posible. Siempre que he propuesto algo a alguna de las chicas alegres de mi bella ciudad blanca ellas han sabido cumplir a cabalidad lo que les encomendaba, en eso son muy cumplidas.

Cuando empecé a estudiar en la universidad mis visitas a los puterios que hay en la ciudad se volvieron más frecuentes. No era novedad entre los chicos de la facultad ir a estos nigth clubs a tomarnos unas cervezas luego de concluir exitosamente nuestro ciclo de estudios a manera de celebración. Allí nos esperaban las chicas más cariñosas de Arequipa y siempre había material nuevo que elegir provenientes de todos los rincones del país: de la selva, de Lima, del norte peruano y por supuesto que de la sierra también. Había variedad y eso era lo que me atraía de estos lugares: el probar de todas las sangres y estilos al momento de tener intimidad con las kinesiólogas.

kinesiologas arequipa

Como dicen que no hay mal que por bien no venga una noche que se pintaba amarga para mi termino por convertirse en la más grande aventura con una de estas putas characatas que se ofertan por cada esquina, en algún diario local o también en las más visitadas páginas de agencias de escorts. Sucede que estaba camino a encontrarme con mi novia para ir a una discoteca para festejar la noche de brujas o el día de la canción criolla, lo que se presentara en el momento. Como no había sitio en el estacionamiento de la disco tuve que buscar un lugar donde dejar el auto. Conseguí un descampado cerca al local donde se realizaba la fiesta, en donde unos señores cuidaban los vehículos que ahí se quedaban. Cuando me dirigía al centro de diversión pase por una caseta a un lado del descampado donde encontré a dos calenturientos besándose y manoseándose a más no poder. Grande fue mi sorpresa cuando al estar más cerca reconocí a mi novia con otro hombre quien le apretaba las nalgas metiendo sus dedos por allí.

-¡¿Que mierda es esto?!-le dije a mi novia separándola del tipo y tirándole un puñetazo al descarado que lo mande al suelo.

-¡Mi vida! No es lo que crees, déjame explicarte-dijo ella mirándome asombrada.

-Que me vas a explicar, si todo está claro. No quiero saber de ti, dame las llaves de mi departamento. Se las quite de la cartera y la deje mientras se vestía presurosa.

Regrese por mi carro y me fui raudo del lugar, como sabía que ella me buscaría a mi departamento, decidí ir a la casa de mis padres que vivían en las afueras de la ciudad y estaban de viaje.

Eran cerca de las 8 de la noche y se me cruzaba una loca idea por la cabeza:

¿Sera confiable buscar una kinesióloga que anuncie por la página web con fotos reales?

La casa de mis padres estaba a media hora de la ciudad, en un pueblo muy tranquilo. Llame a un par de las chicas positivas para que me hagan la visita hasta allá pero me dijeron que podían atenderme o bien en sus departamentos o en unos hoteles cerca del centro de Arequipa, no podían salir tan lejos por un tema de seguridad. Entendí sus argumentos y les agradecí por su paciencia, prometiéndoles ir a visitarlas cuando regrese de mi viajecito.

Cuando llegue eran las 9 de la noche y en el pueblo había fiesta. Además los niños estaban en grupo tocando las puertas de las casas pidiendo dulces como es característico en esta fecha. Había música y mucho ruido al parecer no dormiría tranquilo así es que me puse a ver la tele. Tocaban a mi puerta niños acompañados de sus hermanos mayores o por sus padres por lo avanzada de la noche. Yo tenía reservada mi bolsa de dulces, les daba y ellos me agradecían.

Lolitas de Arequipa

De pronto tocó la puerta un niño disfrazado de pirata, pero estaba sólo, me miró y dijo “Dulce o Truco”.

-¡Qué haces sólo! Donde están tus padres –le respondí.

Me di cuenta entonces que estaba acompañado de una joven, medía unos 1.70 mts. de tez blanca, un rostro hermoso estaba disfrazada de una jugadora de tenis, en minifalda blanca al igual que su blusa y una casaca del mismo color.

-Que haces con este frío en minifalda amiga- le dije mirándola de pies a cabeza como para romper el hielo.

-Tuve que escoger este disfraz no había otro para acompañar a mi hermano y de paso para mi chamba -dijo ella sonriendo lindo.

-Te entiendo yo también vengo del trabajo y se me paso que hoy era dia festivo y parece que no dormiré-dije.

-¿En que trabajas?-dijo ella.

-Ah, soy Ingeniero Mecánico-respondi.

-¿Por si acaso, sabes Cálculo?-dijo ella con mirada dudosa.

-Claro, como no, ¿Quieres que te ayude?-dije.

-Si, por favor, mañana tengo examen y no me va dar tiempo de estudiar-dijo ella.

-¿Por qué? Vas a ir a la fiesta seguro.

-No, nada de eso. Yo trabajo de noche. Vivo acá al lado, voy a dejar a mi hermano y vengo.

-Ok, pero apúrate antes que empiece el ruido.-dije.

Ella se fue corriendo a dejar a su hermano y luego de unos minutos ella tocó la puerta con desesperación. Salí a abrirle y ahí estaba ella seguía en minifalda, sus piernas temblaban, llevaba unas zapatillas blancas bonitas, y traía unos libros.

-Uf, vine lo más rápido que pude ¿Puedo pasar no? -dijo ella.

-¿En qué grado estas?-le pregunté.

-Estoy en la Universidad, Ingeniería industrial, en el primer año, segundo ciclo, y mañana es mi parcial, sólo que hoy vine acá para acompañar a mi hermano menor, estudio en la ciudad y mis padres están de fiesta-dijo ella.

-Buena carrera, buena universidad también pero es costosa. Como financias tus estudios?.

-Trabajo de noche para ayudar a mis padres. Y antes de que me hagas la típica pregunta prefiero decírtelo de una vez, soy kinesióloga, trabajo en una agencia de putas y por eso en unas horas más debo estar con un cliente por 4 horas acompañándolo a una cena de empresarios. Pero se puede extender si el cocho quiere que le dé algo de placer.

Me quede con la boca abierta de la sorpresa sin saber que decir. Estaba frente a una de las más hermosas kinesiólogas de mi ciudad a punto de enseñarle Cálculo para su examen parcial en la universidad. Era cierto entonces eso de la ayuda económica a estas jovencitas universitarias que anuncian en el internet.

prostituta de Arequipa

De pronto, empezó un poco de bulla, estaban probando los equipos de sonido, yo la ayudaba, en el comedor, ella estaba muy concentrada, pero después de unos minutos empezó a querer dormirse, ella empezaba a cerrar un poco los ojos, y reaccionaba de repente, tenía las piernas cruzadas y estaba sentada a mi lado, hasta que no pudo más.

-Despierta, te has quedado dormida, ven toma un café.-dije dándole la taza.

Le llegó un mensaje al teléfono, eran de su agencia para recordarle que tenía una cita con un ejecutivo esa noche.

Tomó sus cuadernos, iba a irse pero la tome del brazo justo cuando abría la puerta de salida. No vayas, quédate conmigo. Si quieres llamo a otra agencia para que manden a una chica donde ese viejo pero no te vayas, te necesito.

Ella me tomó la mano, yo la suya y acercándome bese lentamente sus carnosos labios, ella se dejaba llevar por el ritmo de mis labios, me mordió y empezó a meter su lengua dentro de mi boca, yo tome su nuca y empecé a besar su cuello y saborear como Drácula a su presa, ella también lo hacía.

Me levanté y la lleve a mi dormitorio, la recosté, ella estaba entregada a mis deseos, la puse al borde de la cama, le abrí las piernas y ella de un brinco se puso de pie.

-No puedo, lo siento, Perdóname, pero tengo que ir-dijo mirándome con pena.

-No hay nada que pueda hacer?

Entonces ella dijo que a menos que la contrate ella podría quedarse.

¿Las kinesiólogas Arequipa hacen salida a hoteles?

La idea era súper buena, solo tenía que llamar a su agencia y pedir los servicios de mi putita hasta donde nos encontrábamos, ofrecer más dinero por ella y asunto arreglado. La podíamos seguir pasando bien. Y así lo hice. Luego de eso entonces le levanté la faldita puse sus piernas sobre mis hombros y metí mis manos bajo su espalda, encontrando su trusa blanquita pero húmeda, que resaltaba una línea blanca de su conchita ansiosa, me excite mucho, me bajé los pantalones y ropa interior al instante, desnudándome por completo, ella seguía con las piernas abiertas, y le bajé lentamente su calzoncito dejando su vaginita a mi merced, no poseía ningún pelito, era como una vagina infantil, con sus labios palpitando de ganas, entonces me agache y arrodillándome puse mi lengua sobre esa raya metida, estaba salado pero con un olor delicioso como a frutas, era olor de su jabón, la repasaba como un tren en los rieles, de arriba abajo, ella gemía y se estremecía tirando mis cabellos.

-Ay…umm aaahh uyy que rico papito vamos comete mi vagina mi amor, soy tuya-me decía jalando mis cabellos.

Era delicioso meter mi lengua por esa conchita, encontré su clítoris pequeñísimo que estaba oculto por esos labios enormes de su vagina. Era algo estrecha y supe sacar provecho.

-mmm…uhm…hum…ay me arde, ufff está corriendo electricidad en mi concha, mmm que bien que lo haces…aaaahh me vengo papi, aaaauuuu ay ay ya no puedo más, que ricooo mmmmm-decía ella arrancando mis cabellos.

Entonces se vino, emanando un líquido claro viscoso de esa belleza de vaginita que tenía, yo me bebía ese jugo como loco y lamía más su clítoris para estimular su orgasmo, ella me apretaba contra su vaginita dulce y viscosa, me puse de pie y abrí sus piernas, ella me miró con deseo.

-Dame por donde quieras, que esta noche soy toda tuya mi Rey-dijo ella tomando mi pene y sacudiéndolo se lo llevó a su boca dándole un besito.

Se quitó las hermosas zapatillas blancas y se recosto en la cama tomando mi pene con sus pies blancos y angelicales, lo empezó a masturbar, me sorprendía lo que sabía.

-¿Qué mas sabes hacer perrita?-le dije agarrando un pie suyo y lamiéndolo.

Se puso de pie y se arrodilló frente a mí, sujeto mi pene, y lo elevó, lamiendo mis testículos hasta la punta de mi pene, lo metió lentamente a su boquita, entrando sólo la cabeza y yo sentía un poco sus dientes mordiendo el cuello de mi pene, eso ardió un poco y me estiró más el pene, ella se lo metió más y más, y empezó a moverse como puta, chupando rico, sus labios eran carnosos y su interior fantástico lo que podía hacer con su lengüita, sobando mi pene al chuparlo, llegó el momento que empezó a meterlo más y más hasta que llegó hasta la mitad de mi pene por unos segundos dentro de esa boquita, ella empezó a toser y botar el líquido pre seminal de su boca.

-Recuéstate, no es necesario que te ahogues así-le dije.

Se puso de pie y se recostó, con las piernas abiertas, se había secado su vagina, estaba lista para recibir mis embestidas.

Ella me miró fijamente al pene, estaba por destruir su vagina, apoyé mi pene ya lubricado, sentí muy blandos sus labios vaginales e intenté lentamente meter la cabeza de mi pene, ella se estremecía al igual que su conchita.

-Ayayay con cuidado por favor no me hagas daño mmmm dueleeeee uffff-decía temblando pero abrazándome y pasando sus manos por mi cuello y sus piernas cruzadas por mi espalda.

Me di cuenta de que le dolería mucho si se lo seguía metiendo lento y decidí meter mi pene rápido, estaba dentro sólo la cabeza y de un porrazo lo empuje hasta más de la mitad.

-AAAAAAHHHYYYY OHMMM que gruesa la tienes me dueleeeee…uff uuffffff…ohhhhhhh que rico….siiiiii…sigue bombeando mi amor…mas rápido…asi asi!!!

Lo hicimos toda la noche y lo mejor de todo es que no tuve que pagarle nada. Me dijo que la primera muestra era gratis en agradecimiento a que le enseñe la materia que necesitaba pasar en la universidad, pero que la próxima vez tendría que pagar si quería las caricias de la más rica de las kinesiólogas Arequipa.