KINESIOLOGAS CUSCO

Paseando por las empedradas calles de mi mágica ciudad, desafiando el frio y la oscuridad de la noche, meneo lo más que puedo mi voluptuoso y contorneado cuerpo lista para brindar placer y mi grata compañía sexual a los turistas nacionales y extranjeros quienes se detienen embelesados al observar tanta belleza acumulada en mí, la más caliente de las kinesiólogas cusco.

¿Dónde encuentro una kinesióloga nuevita y apretadita en Cusco?

Cuando empecé en el negocio, al cual entre por puro gusto al acto sexual con hombres diversos, llame mucho la atención tanto por mi apariencia física como por ser la novedad entre las chicas que ahí se ofertan. Es decir la rotación de putas por las calles cusqueñas es constante. Eso no solo te garantiza el ser la más solicitada por los parroquianos del lugar sino te permite ganarte una fama la cual va contigo a donde vayas. Hoy en día tu puedes desplazarte entre las calles más recorridas, por bares, discotecas, video pubs, hostales, parques y en todos estos lugares siempre hay hombres esperando por algo de cariño de las escorts cusco.

Actualmente tengo 30 años y 5 en el negocio de kinesióloga para exclusivos turistas visitantes de la ciudad imperial. Como dije inicialmente me inicie de manera fortuita, casual y eso en parte gracias a mi ex novio quien me ayudo a descubrir ese lado indecente que tenía oculto. Sus proposiciones de sexo sucio que constantemente me hacía me permito descubrir esa puta que tenía durmiendo dentro de mi ser. Ahora disfruto como una loca cuando un gringo me revienta la conchita y el culito. Y es que a pesar que la primera vez que lo hice por mi colita fue una experiencia única, desde ese momento se convirtió en una práctica necesaria al momento de tener relaciones con mis clientes. Y debo confesar también que los americanos son unos expertos haciéndolo por ese pequeño orificio que tenemos detrás, como buenos sádicos enfermos saben perfectamente cómo hacerte sentir placer por el culo y es por esa razón que cuando les ofrezco mi servicio incluyo el sexo anal sin ningún cobro adicional.

kinesiologas cusco

¿Las kinesiólogas cusco tienen todos los derechos reservados?

En la ciudad cusqueña hay demanda de parroquianos. Por ser el primer destino turístico tanto de compatriotas como de extranjeros quienes nos visitan en cantidad para además de conocer un poco del legado que nos dejó el imperio incaico, disfrutar de la diversión nocturna que el lugar les ofrece. Es por ello que es decisión de cada kinesióloga a quien ofrecerle su servicio. Por mi parte debo reconocer que por un tema monetario busco darle prioridad a los turistas venidos de fuera del país. Estos extranjeros llegan con la idea de tener sexo con las mismas diosas incas y una tiene que aprovechar esa situación y ganarnos buenos dólares a cambio de un poco de placer y buen sexo.

Recuerdo perfectamente cómo me vino el gusto por ser puta. Se acercaba el cumpleaños de mi novio en ese entonces “Fabi” como le decía de cariño. Teníamos un año de novios y vivíamos en su casa desde hacía un par de meses, nos conocimos en el trabajo cuando entre a trabajar como su secretaria. En esos meses seguíamos trabajando juntos en la misma empresa y faltaban días para que cumpla un año más de vida y eso me tenía nerviosa, ya que Fabi me hizo una petición de sexo anal como regalo de cumpleaños. En muchas oportunidades el me pedía cosas raras al momento del sexo, que empezamos a practicar desde que me mude a su departamento. Yo comentaba esa angustia que sentía con dos de mis compañeras de trabajo, con las que tenía más afinidad y confianza para contarles ese tipo de cosas. Al momento del almuerzo siempre tocábamos el tema y me preguntaban por lo que haría con mi novio por su cumpleaños. Martha que era la más suelta a la hora de hablar de intimidad me pregunto: Y ¿Ya pensaron como tendrán sexo anal ese día? Le respondí avergonzada: No amiga, la verdad es que aún no tenemos sexo anal. Las dos se quedaron sorprendidas al oírme y Carla me dijo: ¿Qué, aun no tienen? Pensé que ya habían pasado ese nivel, con más de un año de noviazgo te estas demorando.

prostitutas cusco

-Si ya deberían haberlo hecho o es que aún no le dejas – le apoyo Martha. Me quede pensando mi respuesta puesto no quería que se rieran que aún no estoy segura acerca del sexo anal, pero sin decir nada Martha me dice: En serio aun no lo has hecho con él? Deberías intentarlo te encantara. Al final me convencieron las dos para intentarlo y sería una sorpresa para él.

Yo siempre llegaba de trabajar antes que él ya que siempre se quedaba en la oficina trabajando hasta tarde y debido a eso tenía tiempo para alistar las cosas para la velada. Compre un traje para la ocasión que consistía solo en un babydoll rojo con una tanguita negra y traía unas mallas blancas cuadradas en cada una de mis piernas por donde salían los dedos de mis pies, por lo que estaba descalza además de estar maquillada. Subí al segundo piso y me eche al lado derecho del sillón de la sala de estar viendo las escaleras esperando a que viniera, me sentía desde ese momento toda una kinesióloga cusco.

Muy paciente me quede esperando alrededor de unos 10 minutos cuando oí la puerta de la casa abrirse; aguarde hasta que subiera las escaleras y me viera mientras seguía echada en el sillón y de repente lo vi asomarse por las escaleras. Al entrar y verme recostada en el sillón se quedó estatico sin poder hablar, algo nervioso me empezó a decir: ¿Qué haces vestida así? Le conteste con un tono provocativo: ¿Qué? Fabi ¿Te olvidaste que hoy es tu cumpleaños? El seguía congelado solo viéndome así que le dije: ¿Qué no quieres mi culito? Me saque la tanguita, gire hacia atrás mostrandole mi enorme colita y con mi mano me levante las nalgas dejando visible mi concha humeda. No espero ni un segundo para que se abalanzara hacia mi culo. Me tomo de las nalgas y empezó a comerme mi conchita desde atrás, pasaba su lengua por mi huequito estimulándolo suavemente mientras sus manos sostenían mi zona posterior con fuerza, luego de un rato me soltó y me lance hacia el para empezar a besarnos apasionadamente me colgué de él con mis piernas sujetándome de su cintura y se levantó conmigo mientras nos seguíamos besándonos para llevarme al cuarto a seguir más cómodos con nuestra velada. Colgada de él nos echamos en la cama, el encima de mí empezamos a manosear nuestros cuerpos. Sentía sus besos tiernos en mi boca así como también sentía sus manos pasar por mi cuerpo caliente, suavemente empezó a descender a mi busto y me despojo de mi brasier para poder chupar mis senos duritos de la excitación, dulcemente me rendía a sus lamidas mientras jugaba con mis pechos como si fuesen de peluche. Bajo hasta mis piernas y me las abrió para darme sexo oral a mi vaginita.  Disfrute de su boca cada segundo que lamio y mordió mi sexo. Cuando termino nos miramos y nos besamos apasionadamente, se paró y se puso enfrente de la cama, me acerque gateando a su pelvis y procedí a bajarle el pantalón y chuparle la pinga gruesa y larga que tenía en ese momento.

Chupaba su miembro que estaba duro, en mi boca sentía su esperma esparcirse; seguía chupando disfrutando del placer que sentía y comencé a chuparles sus testículos como toda una profesional succionando uno por uno con mucha lentitud solo oía sus suspiros de placer de excitación. Comencé a masturbarlo viéndolo como disfrutaba, pasaba mi lengua endiablada por su cabeza para ver si le salía semen para poder tragármelo. Yo seguía chupándole  hasta que me dijo que parara y me levanto y nos dimos un beso muy rico, entonces el me tumbo de espaldas a la cama, me sujeto las piernas se acomodó cerca de la cama y empezó a penetrarme con fuerza. Sentía su miembro en mi vagina yendo a toda potencia, no paraba su ímpetu de excitarme, disfrutaba de su deseo por cogerme que me ponía a mil por hora, estaba dominada ante su él lo único que podía hacer era disfrutar todo lo que durará .Luego de alrededor de 10 minutos soltó mis piernas y fue a mi cuerpo recostándose sobre mí y empezó chuparme los senos y manosearlos aun cogiéndome mientras yo seguía gimiendo del placer con mis piernas dobladas a su espalda por un buen rato.

escorts cusco

Le di la vuelta poniendolo de espaldas en la cama, me levante para poder sentarme en su pene; me acomode y coloque su miembro en mi conchita mientras me sentaba delante de él, empecé a moverme delicadamente y  siento su parada pinga en mi útero sujetada de las nalgas por sus manos lujuriosas, brincaba moviendo su pelvis disfrutando del placer que vivía en ese instante. Siguiendo en pose de coito siendo manoseada por todo mi cuerpo, tome aire del cansancio y me levante para que ahora el me diera placer, así que me volteo y me pongo en cuatro mirando hacia el frente de la cama y le dije: Recuerda que mi culito es tuyo (con voz juguetona) Y de repente siento como me toma de mis nalgas y me empieza a dar tiernos besos en ellas acercándose más a mi huequito hasta que llega y empieza a darle lamidas lo cual era una sensación muy placentera y rica luego comenzó a darme palmadas mientras seguía lamiendo mi ano y sin preguntar se levanta me toma de la cintura y me inserta su pene en mi ano y recobrando las fuerzas me volvía a penetrar mientras gemía como loca del dolor que sentía, era un dolor fuerte pero muy excitante al mismo tiempo ya que me ponía muy caliente al hacerlo. Jamás pensé que sería así de reconfortante el sexo anal y en esos pocos segundos me volví adicta a él.

¿Las kinesiólogas cusco dan un trato A1?

Con esta demostración de sexo duro, sexo sucio aprendí a dar un trato diferenciado a mis clientes. Por eso digo que mi ex novio tuvo mucho que ver en mi conversión en lo que ahora soy: la más puta de las kinesiólogas cusco y que mejor trato de pareja te da, un trato A1.

Mi novio continuaba dándome por el culo hasta que tuve que soltar un gemido muy fuerte para que parara, pensé que tomaría más aire hasta que de ese mismo instante el me tomo como si fuera su objeto sexual apoyándome en el muro de la cabecera de la cama, me levanto la pierna derecha y la apoya en su pecho y me acomoda para colocar su miembro de nuevo en mi, pero esta vez en mi vagina como era de costumbre aún me encontraba apoyada siendo manoseada por el nuevamente y comienza con el coito con mucha fuerza, yo creyendo que ya se le había acabado las ganas de cogerme pero no era así el me hacia su juguete una vez más y esta vez con más fuerza que la última, me besaba el cuerpo mientras me sostenía dándome besos por mi estómago y cintura con mucha ternura, seguía subiendo mi excitación de tenerlo cogiéndome como una bestia salvaje y de repente se detuvo, pensé que se detendría pero en vez de eso cambio de dirección su pene y lo puso de nuevo en mi ano y continuando dándome con más ganas yo solo gemía por ya no poder aguantar más. Estuvo dándole con mucha intensidad a mi maltrecho culito que ya no sabía si podía resistir tanta embestida, cuando de pronto comenzó a bombear con más fuerza e intensidad y luego de una embestida prolongada y temblorosa me lleno el culo de toda su leche. Esa fue una sensación que jamás había pensado tener ya que no era lo mismo el sentir como te penetra tu pareja por detrás que por la conchita, son sensaciones muy distintas y muy placenteras además. En cuanto se detuvo me soltó la pierna y caímos rendidos de tanta pasión nos acurrucamos en la cama hasta que nos dormimos.

Despertamos cómodos uno al lado del otro como de costumbre. Él me dijo que era el mejor cumpleaños que tuvo y me empezó a adular diciéndome lo bien que estuve. Después de esa noche a los pocos días renuncie al trabajo y me fui de su departamento. Había descubierto que era una adicta al sexo y me convertí en lo que soy ahora: la más adicta al sexo anal de las kinesiólogas cusco.

putas cusco