KINESIOLOGAS DE CHIMBOTE

Para un fin de semana que me fui para Chimbote, fuimos al mercado con mi esposo a comprar unos insumos y víveres para la casa. Mientras que David fue a la ferretería yo me fui a comprar un helado y por el camino había dos caballeros que al verme venir por la calle se pararon. Al acercarme ya que tenía que pasar por ese lado para ir a la heladería, se desbordaron en elogios. Yo pase y me sonreí sin mirarlos al pasar por su lado. Me compre mi helado y regrese por el mismo lado. Aquel par de caballeros estuvieron esperándome y otra vez me llovieron sus piropos, incluso el más joven el moreno quiso darme la mano pero yo seguí de largo sonriéndole. Y a los metros voltee a mirar que no me siguieran, se habían quedado en el sito mirándome ir, estaban embobados de ver a la mas hermosa de las kinesiólogas de Chimbote.

 

¿Qué hace tan atractiva a una kinesióloga de Chimbote nuevita y apretadita?

 

Llegue donde mi esposo, termino sus compras y nos fuimos para la plaza a comprar víveres. Ya era medio día y decidimos almorzar en un hotel de la ciudad, el dueño es amigo de mi esposo, llegamos y nos sentamos en una de las mesas. Ordenamos almuerzo corriente tenían frijoles, chicharroncito, carne molida, y de tomar limonada. Estando esperando, volví a ver a aquel par que entraban al restaurante, yo pensé que nos habían seguido. Pero al verlos saludarse con el mesero muy cordialmente me imagine que podrían ser clientes del hotel también. Y como era de esperarse y ya que estaba a seis mesas y de frente a ellos me vieron. El amigo de mi esposo al vernos se acercó a la mesa a saludarnos y nos invitó para que fueranos en la noche por que tenía un pequeño show, aceptamos la invitación. Y terminamos de almorzar y mientras que David fue a pagar yo salí pasando por el lado de aquellos dos quienes me saludaron muy cortésmente. Yo los voltee a mirar y me sonreí.

kinesiologa de chimbote

Nos fuimos para la casa a pasar la tarde, yo tomando cerveza y el sol en la piscina, pensando en aquellos dos caballeros, esperando verlos en el show de esa noche, David organizando el establo. Llego la noche y me fui a arreglar para ir al pueblo colocándome un vestido ceñido de minifalda adornado con florecitas de colores. A mi David le encanta ese vestido y al vérmelo puesto me pregunto:

–Hay mamita pero que hermosa te vez me encanta ese vestido te vez deliciosa mi amor ¿y eso es que vas en plan de conquista?

-ah no sé, de pronto papi de pronto.

Lo voltee a mirar guiñándole el ojo.

Salimos para el hotel y nos encontramos con unos vecinos que estaban visitando a una pareja que se hospedaban alli. Con ellos charlamos un rato mientras iniciaba el show y como estábamos junto al estacionamiento vi cuando aquellos dos llegaban. Me pare de la silla prendí un cigarrillo y logre que me vieran. Los vi bajarse del auto y caminar hacia los cuartos mientras con sus manos me saludaron de lejitos. Me quede mirándolos alejarse. Los vecinos se despidieron y arrancaron. Nosotros entramos al restaurante y pedimos algo suave para comer. El sitio se comenzó a llenar de bastante gente. Los meseros se movían muy rápidamente atendiendo a los comensales. Terminamos de comer y nos paramos para sentarnos en la barra ya que solo éramos los dos y como estaba llegando más gente dejamos que otros ocuparan la mesa.

puta de chimbote

La primera en presentarse fue una muchacha del pueblo quien canto varias canciones antiguas, LUCIA hermosa voz a mí me gustó mucho. Ella termino y colocaron variaditas mientras el conjunto andino se alistaba. Yo estaba tan concentrada en la chica que ni cuenta me di que aquellos se habían sentado también en la barra muy cerca de donde yo estaba. Entonces empezó el show del conjunto folklórico. Luego de media hora descansaron, mientras colocaban música yo fui al baño y al regresar sonó un vallenato. El que me fui bailando mientras llegaba a la barra. Y al acercarme el moreno se me paro en frente y me dijo.

– ¿Bailamos preciosa?

Lo mire y le conteste.

– Sí.

Asentí con la cabeza lo tome de la mano y nos fuimos para la pista que estaba con varias parejas bailando. Y como era un vallenato había que bailarlo suavecito y muy pegaditos. Entonces se me presento como Calixto y cuando le pregunte que hacían en Chimbote me dijo que estaban haciendo una investigación sobre las fábricas de harina de pescado. Luego sonó una salsita y seguimos bailando. Volvimos a la barra pero yo me quede con ellos dos me presento a Alberto quien me cedió el sitio para sentarme. Y me ofrecieron una cerveza. Volvieron los del grupo andino a continuar con su presentación todos los aplaudimos. Y otra vez me gustaron. Volvieron a descansar y la música variada volvió a sonar. Saque a Alberto a bailar salsa y luego con Calixto sonó un merengue y otro vallenato abrazándolo por la espalda y pegándomele a su cuerpo, en ese momento voltee a mirar hacía la barra buscando a mi esposo quien estaba sentado mirando la pista. Seguí hablando con Calixto y como era más alto mi cabeza tenía que voltearse para arriba empecé a coquetearle soltándome con la mano derecha y tocándole la cara. Bailamos otra pieza más tropical, el grupo se alistaba para seguir su presentación y volvimos a la barra yo me senté y me tome casi media cerveza de golpe pues estaba con sed.

 

¿Las kinesiólogas de Chimbote son delgadas bien formadas y con trato A1?

escort de chimbote

 

El grupo hizo su última presentación por casi 40 minutos. La gente los aplaudió yo les compre un CD de sus canciones para escucharlo en casa. Me voltee a buscar a mi esposo pero no lo vi en la barra y pensé que debería estar en el baño, pero no lo vi salir, entonces me fui para el estacionamiento a fumarme un cigarro y vi que se marchaba en la camioneta, en ese momento pensé en aprovechar que se fue y pasar la noche con aquellos dos caballeros. Y me fui a la barra sonriente y relajada abrace por la espalda a Calixto.

– Hay me encanta esa música me relaja es como sentir la naturaleza en vivo.

– A mí también me gusta si y tienes razón lo trasporta a uno como a la selva.

Yo coloque mi mano izquierda en la pierna derecha de Calixto acariciándosela.

– Bueno que lastima se acabó el show. Será que vuelve a cantar la niña me gustó mucho tiene tremenda voz.

– No, la vimos que se iba. Ahora solo colocaran música. Así podemos echarnos una bailadita preciosa. Me quede mirándolo y les dije:

– Y mis amores por que más bien no vamos a su habitación los tres y nos divertimos haciendo cosas más excitantes.

– Lo que órdenes.

– De una vez mi amor, que estoy con ganas de comerte toda.

– jajajajja hay don Alberto que cosas me dices, vamos entonces.

Le di un beso en la boca y me aliste para irnos.

Me fui abrazada de Calixto. Subimos la escalera y recorrimos el corredor hasta la puerta, mientras Alberto abría nos besamos con Calixto, mis manos abrazaron su cuello sus manos recorrieron mi cuerpo dejándome tocar mi trasero. Entramos cerrando la puerta, ambos se me acercaron por la espalda y mis manos traviesas agarraron sus entrepiernas sintiendo sus vergas las que agarre sobre el pantalón. Sus bocas besaban mis hombros. Sus manos bajaron mi vestido dejándome solo con mi tanguita. Me voltee para bajarles la cremalleras a sus pantalones meter mis manos y agarrarle sus duras pingas sacándoselas para masturbárselas un poco, viendo la de Calixto me encanto ya que la tenía bien grande, la de Alberto si normalita pero bien cilíndrica.

Se soltaron su pantalón dejándolo caer al piso junto con sus interiores dejándome ver ya su desnudes, me encanto el cuerpo de Calixto bien atlético divino. Alberto de mayor edad y pasadito de kilos, ambos me tenían aplastada, acariciándome Calixto por delante y Alberto atrás. Me incline dejando sus vergas a la altura de mi boca y comencé a chuparlas intercambiándola, luego me senté en el sillón y ellos a los lados dejaron que les mamara la verga, la que disfrute por más de 30 minutos. Luego nos fuimos para una de las camas y acostando a Calixto boca arriba me le monte encima y con mis manos me coloque su verga en la entrada de mi conchita, dejándome rodar por su tronco penetrándomela hasta el fondo y el Alberto se paró en la cama dejándome su verga para que se la mamara. Fueron más de 20 minutos que disfrute esa pose. Cambiamos y me colocaron boca arriba levante mis piernas hacia los costados y Alberto se me monto encima metiéndome su verga entera, me penetro deliciosamente, llevándome a un orgasmo muy húmedo.

Descansamos por unos minutos tomándonos unas cervezas acostada en la cama con Alberto. Volví a mamarle la verga dejando que me acariciara el trasero metiéndome sus dedos en mi trasero. Calixto se me coloco de rodillas en la cama levanto mi pierna y acercándome su cara a mi cuquita me la lambio y chupo mientras yo disfrutaba de la verga de Alberto en mi boca. Para luego Calixto pararse y con mi pierna elevada me coloco su verga en mi cuquita penetrándome suavemente mientras yo seguía mamándosela a Alberto. Pose que disfrutamos por 20 minutos. Cambiando y colocándome encima de Alberto pero de espalda y colocándome su verga en mi trasero la que entro dilatándomelo a su medida. Calixto se paró en frente dejándome mamarle la verga. Duro poco esa pose pues Alberto se vino a los 10 minuto, me acosté de espalda a el quien me acaricio mis tetas. Me le baje y acostándome boca arriba levante mis piernas y Calixto se me monto encima le agarre su verga y me la puse en mi trasero.

– Vamos muñeco métemela por ahí. – haber preciosa aguanta entonces.

Y lentamente fue entrando en mi trasero sintiendo su grueso cilindro carnudo llenándome toda se detuvo unos segunditos y volvió a sacarla y volvió a meterla, continuando así pero cada vez más rápido. Hasta que los dos nos venimos sintiendo un corrientazo delicioso por todo mi cuerpo sudando como locos mi cara enjuagada y desfigurada por el delicioso momento. Nos paramos con Calixto y nos metimos a la ducha que merecida la teníamos después de semejante faena de casi tres horas de placer sexual un trio delicioso como a mi me gustan. Me acosté con Calixto en su cama y nos quedamos dormidos. Al otro día me desperté como a las 11 am. Alberto se estaba arreglando pues se iba para Bogotá. Calixto si se quedaba entonces le dije

– Muñeco si quieres ven vamos a la finca almorzamos y luego nos metemos a la piscina y pasamos la tarde los dos. – ¿Pero y tu marido? – ¿Qué pasa con él? – ¿Pues que él va a estar allá? – ha no te preocupes por el ¿o por qué crees que anoche me dejo con ustedes dos a mi ha? Camina muñeco acompáñame que la vas a pasar rico conmigo. – Listo vamos pues entonces.

Nos paramos arreglándonos. Llegamos David no estaba, me quite el vestido colocándome un short y nos pusimos a preparar algo para el almuerzo, Un caldo de costilla con papa, arroz había de ayer ensalada carne frita y papa a la francesa, que fue rápido. Almorzamos cerveza fría y nos acotamos en la camita de mimbre que hay en la terraza en donde lo desnude y acariciándole la verga se le paro, besándonos por un buen rato empecé a bajar por su cuerpo deslizando mi lengua por su pecho chupándole sus pezones, continúe por su cintura, mientras seguía acariciándole la verga, seguí bajando por los costados llegando a sus huevos, los que besaba y chupaba, me coloque haciendo un 69 para que me besara mi cuquita mientras yo disfrutaría de su verga en mi boca. Estuvimos así por 15 minutos luego me le monte encima colocando su verga en la entrada de mi cuquita y dejándome deslizar por su tronco para follármelo como puta arrecha.

– Que rico muñeca me encantas mujer culeas delicioso.

–Tu también papacito y es que con esa verga tuya que delicia también.

Y así llegue a un orgasmo suave pero placentero, cambiamos de pose nos bajamos de la cama y me coloque con mis piernas abiertas, recostada de la cintura en la cama y Calixto me clavo su verga en mi cuquita. Montándose encima de mí agarrándome las tetas y besándome la nuca y espalda me follo por 15 minutos. Cambiamos de pose y colocándome al borde de la cama me levanto las piernas y me lambio la cuquita por unos minutos para luego meterme su verga follándome a toda hasta que se vino llenándome y siguiendo en el meta y saque hasta que yo también me vine. Me levanto y mando más adentro de la cama acomodándose a mi lado con la funda de la almohada me limpie la derramada de jugos.

 

¿Las kinesiólogas de Chimbote tienen todos los derechos reservados?

lolita de chimbote

Nos quedamos dormidos hasta que a mí me despertó la picada de tres sancudos, sobre todo el que me dio en la planta del pie, detesto que me piquen allí pues es inaguantable por más que me rascara la picazón no paraba. Me levante a traer cervezas y aplicarme una menta que duerme la piel y repelente.

Nos metimos a la piscina, nade un rato ejercitándome un poco y me le acerque para seguir hablando de cosas. La tarde se estaba poniendo negra, unas nubes oscuras atravesaban el cielo, nos abrazamos besándonos y acariciándonos por todo el cuerpo, se sentó en el borde y me dedique a mamarle la verga por un largo rato chupándosela, lambiéndola, restregándomela por la cara. Volví a nadar un poco mientras que Calixto salpicaba el agua con sus piernas, se acostó boca arriba y yo deje de nadar fui al baño y al regresar me le arrodille a su lado y acariciándole la verga masturbándolo para que se le parara, mi lengua recorría su tronco, una vez ya en erección me le monte encima y colocando mi cuquita en su verga me deje rodar, sintiendo en mis paredes su carnosidad, aumentando mis movimientos de cadera y galopar como amazona en su corcel, fueron varios minutos de placer mis gemidos así me delataban, eran ya las 4 de la tarde y sentí la camioneta de mi esposo llegar.

Seguí con más intensidad y lujuria y disfrute de tener un buen semental dentro de mí. Miraba hacia la casa y vi a mi esposo asomarse a la puerta de la terraza me saludo con una sonrisa y cerró la puerta.

Seguí follando con Calixto en esa pose por 5 minutos más hasta que me vine, sacándome la verga y acercándome para mamársela. Luego nos paramos en los escalones de la piscina y me coloque de espaldas a el y me penetro nuevamente mi cuquita por otros diez minutos, volví a mamársela otro poco y pude ver que mi esposo nos veía desde la cocina en donde debería estar preparándose algo de comer. Nos acercamos a una de las sillas de sol y me acosté boca arriba y levantando mis piernas asía los lados me tocaba mi cuquita, Calixto se me monto encima y me metió su verga en mi cuquita nuevamente follándome por 20 minutos más y otro orgasmo más de felicidad. Lo que me hiso volver a mamársela nuevamente.

Lo que a los 5 minutos se vino todo en mi boca.

– Haaa que delicia papacito me encanta tu verga es fenomenal.

Pasaba mi lengua por mis labios limpiando un poco el semen que algo había salido de mi boca. Estábamos parados cuando la puerta se abrió, mi esposo salía con dos cervezas frías y a saludarnos. Yo lo vi venir y abrace a Calixto besándolo en la boca y acariciándole la verga con mi mano derecha.

– Holas muy buenas.

– Hola papi ¿cómo te va?

Nos dimos un beso en la boca.

– Pues no tan bien como a ti mi amor pero algo bueno pasa.

– Mira te presento a Calixto.

– Mucho gusto.

– El gusto es mío Calixto que nombre es costeño ¿cierto?

– Si señor yo soy de Lima.

– Ha ¿y estas de paseo o trabajas por acá?

– No estamos haciendo un seguimiento a las fabricas de harina de pescado en el departamento.

– ah que bueno.

Yo seguía abrazada de Calixto y acariciándole la verga que no perdía erección. Nos sentamos y seguimos hablando nos dieron las 6 y ya estaba haciendo brisa fría nos entramos a vestirnos y seguir conversando. Mi esposo lo invito a que se quedara conmigo esa noche y el claro enseguida dijo que si. Yo estaba preparando algo de comer y al regresar a donde ellos mi esposo me cuenta que Calixto se iba a quedar conmigo esa noche. Yo me puse feliz y me le acerque a besar a Calixto. Coloque la bandeja en la mesita y todos comimos de ahí.