KINESIOLOGAS DE MADRE DE DIOS

Un día navegando por el Facebook, me encuentro la invitación de una mujer como de 40 años, por el apellido pude deducir que era un familiar mío así es que acepté su solicitud sin imaginar que estaba iniciando una amistad con la más arrecha de las kinesiólogas de madre de Dios.

Luego de revisar su perfil y al ver las fotos que tenía ahí colgadas veo que sí, que efectivamente era mi prima lejana, hija de una prima de mi papá y a la que no reconocí inicialmente porque había subido algo de peso (era una madurita y gordita tal y como me gustan), pero en ese momento no pensé en nada sexual, ni enfermo, ni en nada que se le parezca. Con decir que ni siquiera paso por mi mente encontrarnos, a pesar de que vivimos en barrios muy cercanos de madre de Dios, pero por lo caótico y congestionado que es el tráfico por la cantidad de moto taxis y autos, en una ciudad normal me tomaría llegar 20 minutos a 30 como máximo, pero aquí el tráfico es una locura y un recorrido así toma el doble de tiempo.

 

¿Dónde brindan sus servicios las kinesiólogas de madre de dios de 18 añitos?

 

Así pues, comenzamos a conversar seguido por face, tanto así que llegamos a tener un alto grado de confianza a pesar de no vernos físicamente, ni siquiera por cámara. Hasta me contó de su matrimonio fallido, de sus hijos que ya son grandes y de sus relaciones con otros hombres y hasta que era una mujer muy fogosa, tenía hasta 3 parejas al mismo tiempo, se había puesto la T de cobre así que no tenía problemas con el embarazo, yo por mi parte le dije que era muy caliente pero no le comenté nada de mis levantes con mi suegra o con mi amiga del bar u otra trampita ocasional que siempre uno tiene escondido por allí.

kinesiologa de madre de dios

Siempre nuestras conversaciones terminaban en temas referentes al sexo, y la verdad a mí ya me calentaba mi prima y creo que ella también se calentaba conmigo.

Ella tiene una talla de 1.65 metros más o menos, gordita, de grandes senos y de gran trasero también, en pocas palabras estaba tal cual me receto el doctor. Además tenía el cabello negro largo algo rizado, tez canela rosando el blanco, es decir era una delicia, una muñequita.

Hasta que un día hubo una fiesta por el onomástico de una tía abuela de ambos. Ella, mi tía abuela, vivía a dos cuadras de la casa de mi prima que recién conocí y como era el cumpleaños “90” de la tia abuela, hicieron una gran fiesta. Mi familia se preparó para asistir pero mi esposa no quería ir. Entonces me propuso lo siguiente: que si yo quería ir que igual fuera, ella se quedaría en casa de su mamá con nuestros hijos, así es que bueno, me dispuse a ir sin expectativas, siempre con la cabeza puesta en poder ver las curvas de mi prima que solo vi por las fotos del Facebook.

 

¿Las kinesiólogas de madre de dios están dispuestas a brindar compañía sexual a cambio de apoyo económico?

 

Llegamos a la tan promocionada reunión y todo fue muy alegre pues nos juntamos todos los primos y mi prima al verme me saludó efusivamente, lo que me permitió poder sentir toda la voluminosidad de su delicioso cuerpo. Pasamos la fiesta tomando y bailando, muchas veces saqué a bailar a mi prima y “sin querer” le tocaba las nalgas tanto con mis manos como con mi miembro, sutilmente, pero ya me había sentido y no me dijo nada. Así transcurrió la noche hasta la mañana siguiente en donde la gente que sobrevivió poco a poco iba cayendo, pero yo me cuidé de no beber demasiado, no me vaya a propasar con la prima y se arme la grande.

gatita de madre de dios

Mis hermanos cayeron primero y se durmieron en los cuartos de la casa de mi tía abuela, y con tanta gente que había llegado, ya todos los muebles estaban ocupados, así que me acerco donde mi prima y le pregunto dónde hay un hospedaje cerca para pasar la noche, ella muy amablemente me dice que me quede en su casa, que ahí me puedo quedar en el mueble, y yo le digo “no, no quiero incomodar, además ahí están tus hijos y sobre todo el bebe, además estoy medio mareado, no vaya a ser que en la madrugada me confunda”. Ella me dice, “que te confundas con que”, y me hago el loco, “no nada nada”. Ella insistió con lo del hospedaje y yo ya había visto llegando un telo cerca, pero ella me dice OK y me lleva a otro un poco más lejos y algo escondido. Llegando ahí le digo, “no te vas a regresar sola, quédate tomamos unas cervezas y después te vas”, le dije lanzándome atrevidamente con mi propuesta.

Ella lo pensó 3 segundos y me dijo “ya pues me quedo”. Mi prima ya estaba algo bebida, entonces entramos y le pido las cervezas en recepción, le pedí 2 y que me subiera 4 más. Estando ya en la habitación, que era pequeña, una cama mediana, una pequeña mesa, dos sillas y una tv, empezamos a tomar, y yo le digo “que te parece si jugamos a algo”, “que cosa” me dice ella.

yo: el juego es verdad o reto, pero como no tenemos cartas, primero tú me dices que quieres que te pregunte algo y que me digas la verdad o reto, que es hacer algo.

ella: jaja, ya esto se pone interesante.

yo: quien empieza.

ella: a ver tu dime verdad o reto.

yo: verdad.

ella: mmmmm cuando perdiste tu virginidad.

yo: jajaja fácil… a los 16.

ella:  y con quién?

yo: ah no solo es una pregunta, ahora me toca a mi verdad o reto.

ella: reto.

yo: tomate dos vasos llenos de cerveza.

ella: eso no vale.

yo: tu dijiste reto así que aquí es lo que sea. Ella cogió el vaso y se tomó toda la cerveza mareándose aún más de lo que estaba.

yo: ahora quiero reto.

ella: mmmmm ¡tú dijiste lo que sea ah!!

Esa advertencia me puso a pensar tanto que estaban dando vueltas las ideas.

yo: Lo que sea, además no hay nadie más que tú y yo.

ella: uhmmmm quédate en ropa interior.

yo: normal, no tengo problemas, como si estuviera en la playa.

Me quite todo y me quede solo en bóxer, pero ya se notaba mi pene medio erecto. “Ahora te toca a ti”.

ella: verdad.

yo: uhmmmm ¿has tenido sexo con hombres mucho más jóvenes que tú, no se de 25 a 30?

ella: no todavía, de 30 para arriba, ahora tú.

yo: verdad.

ella: has estado con mujeres mayores.

yo: varias veces de 30 y 40, mujeres maduras son las mejores en la cama. Sin querer otra vez termine lanzándome y su expresión fue de satisfacción y sorpresa. “A ver te toca a ti”.

ella: reto.

yo: dándome la espalda quítate toda la ropa menos la ropa interior, para estar iguales jeje.

ella: bueno hace calor así que va a ser un alivio para mí también. Se paró, me dio la espalda, se quitó la blusa y al sacarse el pantalón, lo hizo lentamente, enseñándome su trasero que solo era tapado por un pequeño calzón, casi casi hilo dental. Al darse la vuelta su calzón estaba húmedo.

putita de madre de dios

Nos quedamos mirando fijamente sin decir nada por un instante.

ella: a ver me toca a mí.

yo: reto.

ella: quítame el brasier.

yo: ¡uhm! el brasier nomas.

ella: lo dejo a tu criterio.

Me acerco, la abrazo y le desabrocho el brasier, posando mi nariz en su cuello y me separo.

yo: ahora te toca a ti verdad o reto.

ella: reto. Me respondio pero con una cara de lujuria extrema.

yo: date vuelta e inclínate.

Al darse vuelta e inclinarse, me enseña todo su culo ¡y yo se lo comienzo a lamer!! Al quitarle el calzón, me levanto y ella se arrodilla y me quita el bóxer dejando mi pene erecto hacia su boca, ella empieza a lamerlo y darme pequeñas mordidas que me hacían dar unos choques eléctricos en todo el cuerpo.

ella: a ver primo ahora vas a saber lo que es estar con una mujer madura.

yo: demuéstramelo.

 

¿Las kinesiólogas de madre de Dios te dan un trato de pareja?

 

Entonces, me empujó a la cama, me comenzó a lamer los huevos dándome también pequeñas mordidas, me hacía saltar, me lamia el pene desde la base hasta la cabeza con una rapidez y una pasión que me hacía estremecer, era una experta, me comenzó a lamer todo el cuerpo, las piernas, la barriga, llego a mi pecho, mi cuello, nos besamos por primera vez de forma lujuriosa, mi lengua se metía por su boca, saboreando toda su cavidad, mientras con mis manos recorría todo su cuerpo pero siempre al final amasando esas enormes nalgas gordas, hasta que se introdujo mi pene en su rica cueva, muy húmeda y muy caliente, comenzó el brinco, mi prima saltaba de lo lindo, me gritaba:

-que rico ohohoh.

-así primo, me voy a comer todo tu pene con mi vagina ohohoh.

-me encanta tu pinga oooooo.

-eres todo un cachero ohoh.

-que rico, ven más seguido por acá corazón ohhh.

A mi prima le encanta hablar cuando esta sintiendo placer.

escort de madre de dios

La hice echarse en la cama.

yo: ahora es mi turno, primita.

ella: que me vas a hacer (en forma muy cachonda).

yo: te la voy a meter hasta que grites.

ella: no me falta nada para gritar.

yo: pero primero.

Le alcé las piernas y metí mi cabeza en su cueva, mi prima tomo mi cabeza con sus manos y comenzó a gritar como loca.

-ohhhh

-siiiii

-ohhh que rico, me estas volviendo loca.

– si sigue así.

-me encanta, que rico, que rica lengua.

Me levanté y mi prima tenía una cara de agitada y arrecha.

yo: ponte de perrito que quiero ver ese culote.

Al ponerse de perrito me iba decir algo, pero ya la había ensartado y empecé con el bombeo agarrándome fuerte de sus nalgas para darle más fuerte, la bebida hacia que mi erección no sufriera consecuencias, así que mi prima ya tenía en su haber dos orgasmos y seguía pidiendo pene.

Ella: ohhh primo que rico… mmm de saber que esto iba a pasar te hubiera sacado antes de la fiesta pendejo… que rico me lo metes… tu pinga esta riquísima.

yo: te gusta primita.

ella: si mucho.

yo: como siempre te dije, eres tremenda.

ella: si, pero tú me estas metiendo tu pene como un desconocido.

yo: eres una puta tirándote al primo.

ella: pero que rico te comes a esta puta.

yo: eres una cachera también.

ella: si ¡y ya lo sabias!!

yo: porqué crees que te traje.

ella: ¡pendejo!!!

Seguimos así hasta que, cuando más fuerte le estaba dando, se lo metí de una por el culo.

-ohhhhhhhhh

Pero para mi sorpresa ese culo ya estaba bien dilatado.

ella: si si sigue, ya te habías demorado.

yo: eres una calentona, estabas esperando para que te lo meta por ese coluto… que rico, hoy te lo parto.

Y el mete y saca fue salvaje.

Ella gritaba y yo sentía la presión en mi pene exquisito.

Ella se toca el clítoris y metía el dedo, mientras yo seguía dándole el otro hueco hasta que tuvo el ultimo orgasmo y al ver eso, aceleré la embestida para terminar llenándole el culo de mi leche.

Nos dormimos desnudos tumbados en la cama.

A la mañana siguiente mi prima me despertó, eran cerca de las 6, teníamos que salir para que no se dieran cuenta que nos quedamos los dos juntos, pero antes de cambiarnos, nos bañamos juntos y en la ducha se lo metí por el culo otra vez, esta vez llegue rápido y ella me pidió la leche en sus senos, me dijo que lo quería como recuerdo.

“¡Prima tenemos que repetirlo ah!”, ella me dijo: “claro primo y no te preocupes full discreción, mira que hasta mi culo te he dado”.

Ella se fue y me dejó solo en el hospedaje…Que increíble prima he conocido. Sin duda ella es la más arrecha de las kinesiólogas de madre de Dios.